inicio

inicio

La subida de la luz con el servicio de interrumpibilidad en 2015

Adjunto el articulo publicado en la web de Alcanzia, recomendable leerlo. 
La factura de la luz no para de subir!!!!

El año pasado, el gobierno subió los peajes eléctricos de tal forma que nos subió a todos los consumidores el término de potencia y energía, y con ello el coste de nuestra factura eléctrica. Estos peajes sirven para financiar los costes del sistema eléctrico.

A lo largo del último trimestre de 2014 el ministro de industria José Manuel Soria recalcó en varias ocasiones que no iba a subir los peajes en 2015 y así lo ha hecho. Los peajes de acceso a la red no han subido en 2015, no obstante en esta ocasión y mediante la obligación de abono del servicio de interrumpibilidad, ha subido de nuevo los costes que deben soportar los consumidores en su factura de la luz.

¿Qué es el servicio de interrumpibilidad?

Supongamos que un día concreto hay una punta de consumo, y que de repente muchísimos consumidores demandan mucha más electricidad de la que Red Eléctrica tenía prevista en la planificación diaria que realiza. En esta situación, Red Eléctrica puede pedir a determinadas industrias que consumen grandes cantidades de electricidad que paren su producción y usar esa electricidad para satisfacer la demanda pico que han generado los consumidores. Para entendernos, digamos que existen algunos grandes consumidores que están dispuestos a dejar de consumir electricidad para que la tengan otros consumidores en momentos donde el suministro eléctrico se puede ver comprometido.

Como es obvio, que estos grandes consumidores paren sus producciones, tiene un coste. Este coste se determina cada año mediante lo que se denomina una ‘subasta de interrumpibilidad’. En definitiva, se trata de una subasta donde acuden los grandes consumidores y ‘pujan’ por el precio al que estarían dispuestos a parar sus producciones en caso de que se produjese una demanda extraordinaria.

Para este año, las dos subastas que se produjeron en noviembre y diciembre de 2014, arrojaron un coste total de 507 millones de euros. Este coste estaba incluido anteriormente dentro de los peajes y por ello los peajes subían cada año en función de las variaciones de los costes asociados al sistema eléctrico (entre ellos el servicio de interrumpibilidad). No obstante, este año se ha optado por no modificar los peajes e incluir el coste de la interrumpibilidad de manera separada. Lo cierto es que no sólo resulta bastante curiosa esta manera de proceder sino que se pueden sugerir muchas interpretaciones de por qué el gobierno ha decidido sacar de los peajes este coste. En cualquier caso, nos centraremos en explicar cómo nos afecta.

¿Cómo afecta a mi factura el coste del servicio de interrumpibilidad?

Básicamente la factura sube, puesto que suben los costes regulados. Vamos a ver cuánto sube y el por qué de las cifras que se manejan entorno a este coste.

Como hemos dicho anteriormente el coste del servicio de interrumpibilidad se ha cifrado para 2015 en 507 millones de euros aproximadamente. Si consideramos la previsión de demanda de energía para el presente año tendríamos una cifra de 240 TWh. Si dividimos los 507 millones de euros por la demanda prevista tendríamos:

2,05 euros/MWh ó 0,00205 euros/kWh

A este coste habría que añadirle las pérdidas que se producen en la red eléctrica y que dependen funadamentalmente del tipo de contrato que tiene cada usuario. Para simplificar consideraremos que aproximadamente un usuario en baja tensión tiene unas pérdidas del 15%, mientras que un usuario en alta tensión tiene unas pérdidas del 8%.

En definitiva, si tenemos un suministro en baja tensión, el término de energía se verá incrementado en 0,0024 €/kWh, mientras que si nuestro suministro es de alta tensión el incremento sería de 0,00223 €/kWh. Este incremento es de aplicación a partir del 1 de enero de 2015.

¿Entonces en cuanto me subirá la factura de la luz?

Básicamente, como hemos explicado, lo que sube es el término de energía y por tanto la tarifa que se aplica sobre la energía que consumimos. Para aclararlo mejor, veamos un ejemplo:

Supongamos un consumidor que hasta el 1 de enero de 2015 tenía contratada la tarifa 2.0A con un precio de 0,13128 €/kWh. Añadiendo el coste por el servicio de interrumpibilidad (0,0024 €/kWh) tendríamos:

0,13128 + 0,0024 = 0,13368 €/kWh

Para el caso de las tarifas 2.1A, 2.0DHA, 2.1DHA y 3.0A el procedimiento de cálculo sería el mismo. Únicamente habría que considerar que si la tarifa tiene varios periodos, la suma hay que realizarla a cada uno de los periodos ya que este coste afecta de igual forma a todas las horas del día.

En el caso de tarifas de alta tensión (3.1A, 6.1A, 6.1B y 6.2) el cálculo sería el mismo. Únicamente habría que tener en cuenta que el incremento a añadir en cada periodo sería el correspondiente a alta tensión que, en este caso sería: 0,00223 €/kWh.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada